Carta Presentación

Menú General

Información Útil

Carta Presentación

A la hora de responder a una oferta de trabajo, es fundamental elaborar un buen currículum, que refleje tanto nuestra trayectoria académica como nuestra evolución profesional. Asimismo, también es importante redactar una carta de presentación certera, ya que ésta será el primer contacto que las empresas tendrán de nosotros.

La carta de presentación cumple una doble función: por un lado, es la encargada de suscitar el interés del director de Recursos Humanos para que lea el currículum con atención, y, por otro, es la responsable de reflejar los datos más característicos de nosotros, aquéllos que hacen que seamos la persona ideal para ocupar el puesto que se ofrece. Siempre con el objetivo último de lograr concertar una entrevista, el siguiente paso para conseguir el empleo.

Para ello, siempre y cuando sea posible, la carta de presentación ha de dirigirse a la persona responsable de la contratación (esto denota interés y conocimiento de la empresa) y ha de especificarse cómo supimos que había una vacante en la empresa y cuál es el puesto al que optamos.

No existe un modelo único de carta de presentación. Sin embargo, los expertos recomiendan que el cuerpo de la carta se estructure en tres párrafos. En el primero de ellos, se mencionará, siempre que la carta responda a una oferta de trabajo, dónde la hemos visto y la referencia de la misma. Este primer párrafo sirve para captar la atención del lector, por lo que el estilo ha de ser directo y agradable.

El segundo párrafo debe incluir las razones por las que nos hemos decidido a presentarnos a esta oferta, destacando los aspectos de nuestro currículum que creamos más importantes para desempeñar las funciones del puesto al que optamos. Asimismo, si contestamos a un anuncio, debemos utilizar los mismos términos que los que aparecen en la oferta a la hora de describir nuestras aptitudes. Es en este párrafo en el que se ha de dejar claro qué nos hace estar especialmente preparados para cubrir el puesto.

El tercer párrafo se centrará en conseguir concertar una entrevista con el responsable de la contratación. Para ello, mostraremos nuestro interés en trabajar en la empresa, siempre con un tono directo y cordial, sin llegar a ser familiar, y facilitaremos un número de teléfono o una dirección de e-mail donde pueda contactar con nosotros fácilmente. Por último, no hay que olvidar agradecer a la persona a la que va dirigida la carta el tiempo que ha prestado a leerla.

Una buena presentación

A la hora de leer una carta, el responsable de Recursos Humanos no va a tener en cuenta únicamente los contenidos que incluyamos en ella, sino que también prestará un especial interés en la forma en que esté presentada.

La carta debe estar limpia, sin tachones ni manchas, y el papel utilizado ha de ser de calidad. Además, es importante dejar unos márgenes correctos (tres centímetros por la izquierda y dos por la derecha) y estructurar de forma clara y con párrafos bien marcados la información que contenga.

En principio, la carta tiene que redactarse a máquina o con ordenador, a no ser que en la oferta de trabajo soliciten de manera explícita que sea manuscrita. Si éste es el caso, hay que escribir la carta cuando se esté relajado y tranquilo, ya que, de lo contrario, la letra reflejaría rasgos que quizás no se corresponden a nuestro carácter. También es importante escribir tal y como lo hacemos normalmente, aunque procurando que sea legible, y siempre hay que utilizar un bolígrafo con el que estemos habituados a escribir.

Otro de los aspectos que no se nos pueden pasar por alto es la ortografía. Por ello, hay que asegurarse bien antes de enviar la carta de que está escrita correctamente, tanto a nivel de ortografía como de gramática.

Ya por último, es conveniente que otra persona dé un repaso final a la carta. Muchas veces, no somos capaces de darnos cuenta de nuestros errores, por lo que una segunda opinión puede sernos de gran ayuda.

Sede Desarrollo