e-Learning

Menú General

Información de Interés

e-Learning

Se denomina e-learning al conjunto de métodos, tecnologías, aplicaciones y servicios orientados a facilitar el aprendizaje a distancia a través de internet. Tiene muchas posibilidades en las organizaciones, especialmente para las que experimentan ciclos de vida cortos para sus productos. Para estos tipos de empresa aprender es consustancial a continuar existiendo.

En primer lugar, cabe señalar la importancia del papel del tutor para conseguir que los alumnos mantengan el interés por los contenidos tratados. Para ello, tendrá que utilizar una serie de iniciativas que fomenten la participación de los alumnos. En este sentido, puede ser de gran ayuda comentar noticias de actualidad que estén relacionadas con la materia que se trata, crear foros de debate o chats sobre algún punto del temario, plantear preguntas o cuestionarios para que los usuarios los respondan de forma ágil y amena... Además, en un medio en el que el contacto directo no existe, el profesor también será el encargado de que los diferentes usuarios interactúen y se relacionen.

Otro de los elementos clave para que el e-learning funcione es conseguir un sistema de evaluación eficaz. Este punto es muy importante porque, en Internet, la evaluación es la única forma que tiene el tutor de saber si un alumno ha adquirido los conocimientos adecuados. También será el profesor el encargado de confeccionar las preguntas de los exámenes y de evaluar si, realmente, el alumno ha alcanzado los objetivos propuestos.

Asimismo, es interesante que el propio alumno pueda probarse a sí mismo para comprobar los progresos conseguidos durante su aprendizaje, sin tener que esperar a la evaluación del profesor. Por ello, la formación on line debe ofrecer la posibilidad de autoevaluarse, con exámenes que se corrijan automáticamente, para saber, al instante, los resultados obtenidos.

La calidad de los contenidos y el sistema pedagógico empleado son, también, factores clave para alcanzar el éxito. No en vano, son los contenidos los que hacen que un curso sea interesante y es la gestión de los mismos la encargada de que el entorno sea útil para mejorar la formación de los usuarios.

La personalización de los cursos en función de los alumnos a los que van dirigidos, es decir, la adaptación de los contenidos a los usuarios que accederán a ellos es otra de las características que ha de tener la formación on line para que funcione. Para ello, es imprescindible conocer la edad de los usuarios, a qué se dedican, el grado de conocimientos que poseen de la materia que se va a impartir, etc.

Pero, además de los elementos mencionados, hay otro conjunto de atributos que son propios de cada usuario y que deben almacenarse en su perfil. Este perfil indicará al sistema una serie de propiedades, como el lenguaje en el que deben aparecer los mensajes al alumno, los datos personales de cada usuario, el tipo de navegador que utiliza, etc. De esta forma, se amplía la información referente al usuario, con lo que se consigue una mayor personalización del entorno y un mejor seguimiento del alumno.

Tampoco podemos olvidar que la formación on line tiene que estar respaldada por un soporte técnico y profesional cualificado que permita resolver problemas derivados de esta tecnología de forma rápida y eficaz.

Asimismo, es interesante demostrar que este tipo de aprendizaje es tan importante como el tradicional. Para ello, se puede conceder a los alumnos un diploma al terminar el curso, por poner un ejemplo.

Para finalizar, mencionar que, únicamente si se tienen en cuenta estos factores, el e-learning seguirá avanzando hasta llegar a ser, en un futuro no muy lejano, uno de los métodos más utilizados en formación, no sólo por profesionales que quieran renovar o ampliar sus conocimientos, sino también por los alumnos que desean estudiar una carrera, un máster o algún idioma, por ejemplo.

Sede Desarrollo