La Asociación de Artesanos Alfareros de La Rambla conmemora el Día del Alfarero con la distinción de Alfareros Honoríficos 2019 al alfarero local, Gabriel Guerrero Gálvez y al Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández

La Asociación de Artesanos Alfareros de La Rambla conmemora el Día del Alfarero con la distinción de Alfareros Honoríficos 2019 al alfarero local, Gabriel Guerrero Gálvez y al Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández

22 Jul 2019

Como cada año por la festividad de las patronas del gremio alfarero, Santa Justa y Santa Rufina. La Asociación de Artesanos Alfareros de La Rambla conmemora el Día del Alfarero, un evento en el que se distingue como Alfareros Honoríficos de La Rambla a una persona vinculada al sector y a otra fuera de él, pero que se aprecia algún vínculo con este noble arte. Este año 2019, dichas menciones han recaído en el alfarero local, Gabriel Guerrero Gálvez y en el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández.

Fue el pasado viernes 19 de julio cuando se celebró el acto de entrega de las distinciones a los homenajeados, evento que se celebró por primera vez en la Plaza de la Cadena, al que asistió numeroso público, y que contó con la presencia de autoridades locales y provinciales, estando presidido por componentes de la junta directiva de la asociación alfarera y ceramista. Pero antes de la ceremonia, tras una misa oficiada por el propio obispo, Gabriel Guerrero y Demetrio Fernández, acompañados por el primer edil rambleño, firmaron en la alcaldía el Libro de Visitas de la institución local.

Una vez desplazados a la Plaza de la Cadena, dio comienzo el acto de reconocimiento a los Alfareros Honoríficos 2019, en el que intervinieron; el presidente de la Asociación de Alfareros, Álvaro Montaño, que expuso los motivos tenidos en cuenta por dicha asociación a la hora de elegir los homenajeados de este año, para a continuación hacerles entrega de una placa como Diploma Acreditativo y el pin de oro de la asociación. Tras las palabras de agradecimiento por parte de los Alfarero Honoríficos, el alcalde rambleño, Jorge Jiménez cerró el acto con una alocución de felicitaciones y gratitud.

Como anécdota, nuestro porrón de barro fue también protagonista, ya que el presidente y la vicepresidenta de la asociación alfarera, así como el propio obispo, bebieron agua durante la ceremonia, un gesto que agradó a los presentes.

En los podcast de Onda Pasión puedes escuchar el audio de este acto

Categorías: 
Sede Onda Pasión

Atrás